jueves, 20 de agosto de 2015

¡Quiero recuperar mi pelo! - Parte 2/3 - Cuidados en casa y productos reparadores.

¡Hola a todos!

En enero hice una entrada que sería la primera en una mini serie de tres entradas para recuperar nuestro cabello. Esta pequeña sección fue acogida con los abrazos abiertos ya que a penas hay entradas sobre moda y belleza en este blog (tranquilas, estoy trabajando en eso) y hoy os traigo la segunda parte.

En esa ocasión, os expliqué varias causas por las que nuestro pelo se daña tanto en verano y cómo empezar a cuidarlo desde ya. No hay que esperar al verano para tratar el pelo de estas maneras porque si tu pelo no está bien cuando empiece el verano, ¿cómo estará cuando termine? Por eso hoy os traigo algunos cuidados en casa que podéis hacer de manera muy sencilla y algunos productos reparadores. Por supuesto, también traigo un peinado sencillo por si todavía estás intentando sanar tu cabello pero... todavía no se ve muy saludable...

Como ya dije, esta información la he buscado y utilizado (la mayor parte) pero no soy especialista ni nada. Es decir, que yo hablo desde mi documentación y experiencia propia, si a tí no te funciona puede ser que hayas hecho algo mal o que no funcione contigo... Ahí ya no puedo opinar.

Pero bueno, ¡vamos ha empezar!


Por si no leísteis la primera entrada, os explico un poco cómo he dividido toda esta información y etcétera.

Esto es una especie de mini sección dentro de la sección de "Belleza" por lo que no tiene etiqueta ni nada. Todas las entradas llevarán esta imagen que habréis visto arriba (la que dice "¡Quiero recuperar mi pelo!") y también el mismo título aunque cambie el número de parte y luego el tema de esta entrada en concreto. No sé si se entiende, pero yo creo que sí.

Si no viste la primera entrada, quizá deberías ir a verla, aquí dejo un link:

Puede ser que no quieras saber la información y prefieras empezar a tratar tu pelo,
pero te podría ir bien leerla para no caer dos veces sobre la misma piedra.
Así en este verano podrás evitar los errores que cometiste en el pasado y lucir
un pelo sano y espectacular.


Lo primero de todo vamos a pasar a unos cuidados BÁSICOS que todas podemos hacer en nuestra casa y sin ningún problema... De verdad, son cosas tan básicas que igual hasta ya haces alguna de ellas.

LO IDEAL SERÍA PASAR POR LA PELUQUERÍA PERO COMO HE DICHO OS VOY A DAR SOLUCIONES PARA CASA. ESO SÍ, NO DESCARTÉIS LA PELUQUERÍA.

DEL CEPILLO AL PEINE

El tipo de peine que utilizas diariamente puede parecer una tontería pero te aseguro que no lo es. Los peines de punta ancha dañarán menos tu cabello -no lo partirán- y te servirán para aplicar bien los productos que te eches (luego te voy a recomendar algunos). 

De todas formas, si estás muy echa al cepillo, siempre puedes buscar uno que sea de materias naturales porque respetan la fibra capilar y... esto te gustará... ¡evitan la electricidad estática! 

Un cepillo que te recomiendo yo es el Tangle Teezer que se ha puesto muy de moda en los últimos años y te aseguro que es super cómodo y vale la pena. Vale unos 15€, creo recordar.


EN LA DUCHA

Al lavar tu cabello tienes que tener en cuenta bastantes cosas. Por ejemplo la temperatura del agua que estés usando. Eso de que es mejor lavarlo con agua fría es verdad pero no pasa nada si te lo lavas con agua caliente siempre y cuando no sea MUY CALIENTE. Además, tampoco es bueno lavarlo con agua MUY FRÍA. Así que, simplemente, aléjate de los extremos y busca un punto intermedio.

Otra cosita importante es la presión a la que sale el agua. Aquí también deberías alejarte de los extremos porque poca presión no dañará tu cabello pero dudo que te sirva para aclararlo y mucha presión... lo dañará bastante.

Además, tienes que lavarte el pelo con frecuencia pero NO TODOS LOS DÍAS. Lo ideal -sobretodo si lo tienes graso- sería día sí sía no o cada dos o tres días si te aguanta bien el pelo. La verdad es que la frecuencia depende de tu tipo de cabello.

También deberías considerar echarte algunos productos hidratantes, usar acondicionador y una mascarilla cada semana, cada diez o quince días. Si quieres que la mascarilla tenga mucho efecto, póntela una vez por semana y envuelve tu pelo en una toalla. Después, dale algo de calor con el secador durante unos minutos, y listo.

Aclárate el cabello con tiempo, sin dañar el cuello cabelludo y sin prisas. La mejor manera de cuidar el cuero cabelludo es mover las yemas de los dedos con suavidad con agua templada y NO USES TUS UÑAS, SOLO LAS YEMAS DE LOS DEDOS. 

Seca el pelo a una distancia que no lo queme y a una temperatura media. Si crees que acercando el secador a tu pelo y poniéndolo a la máxima temperatura se va a secar antes... siento decirte que, no sólo estás equivocada, ¡sino que además te estás QUEMANDO EL PELO!

Cepilla tu pelo suavemente y evita peinados muy tirantes  o que puedan dañar tu cabello. Evita secadores y planchas aunque si te das los productos adecuados y no te pasas con el calor no pasa nada si los usas. Lo único malo es que el pelo también se cansa de tanto químico por eso si puedes huir un poco de las planchas, los secadores, las rizadoras... mucho mejor.

Como he dicho, el pelo se cansa de tanto químico, así que si puedes evitar también productos como lacas, espumas y cualquier producto que tenga alcohol mejor todavía. Los productos que incluyen alcohol en su composición resecan el cabello y, si te tiñes el pelo, elige colorantes vegetales que respeten la fibra capilar. Además, cada vez hay más y son más fáciles de encontrar.


PRODUCTOS REPARADORES


Bien... ¿qué tal si ahora hablamos de los productos?
Primero os voy a recomendar tres productos y luego os voy a explicar un poco por qué usar ciertos productos reparadores y cómo usarlos.


Champú Advanced Keratin Repair

PANTENE 

6,99€



Tratamiento Regenerador de Puntas

TRESemmé

5,90€

 Champú reconstructor Absolute Repair Lipidium

L'Oreal Professionnel

12, 90€


Estos son unos productos específicos que podéis probar. Como veis son bastante asequibles. Ahora quiero ofreceros una vista más general acerca de los productos reparadores.


ACEITES

Los aceites aportan hidratación y restauran la melena de una forma inmediata, en su aspecto. Se puede observar que tras la aplicación de un aceite el pelo se ve mucho más brillante. Ofrecen proteínas, vitaminas y antioxidantes.

Deberíamos aplicarlas una vez por semana en las puntas y dejarla actuar unos minutos antes de aclarar el pelo con agua. Es importante no aplicarlas en las raíces e incluso en medios  -sobretodo si tienes pelo graso- ya que tu melena se volvería muy grasienta. Las puntas suelen estar muy secas así que ahí es donde debemos aplicarlas.


MASCARILLAS

Las mascarillas hidratan de una forma rápida. Sirven para tratar el pelo seco; lo nutren y fortalecen la fibra capilar. Además, protegen el color de tu melena.

Aplicarlas es muy sencillo. Puedes hacerlo por todo el pelo -exceptuando las raíces- y esperar unos 15 minutos. También, un día que tengas tiempo, puedes esperar entre 30 y 40 minutos ya que así obtendrás mejores resultados. ¡Ojo: Esto último sólo pelos secos! Para que el tratamiento resulte más efectivo, puedes usar un gorro de ducha. Por último, sólo tendrías que retirarla con agua tibia.


TRATAMIENTO SIN ACLARADO

Tanto los aceites como las mascarillas requieren un aclarado final. Eso no significa que no existan infinidad de sérums y otros productos para reparar el pelo que no necesitan aclarado.

¿Cuál es la clave para que tu pelo no quede graso tras su uso? Pues es, simplemente, utilizar una cantidad muy pequeña y aplicarla bien sobre todo el cabello. Además, los hay tanto para usar sobre cabello seco como cabello húmedo.

Este es sin duda mi tratamiento favorito ya que puedo usarlo todas las mañanas aunque vaya con prisas porque sólo tengo que peinarme y aplicar un poquito de sérum. Si queréis puedo recomendaros algunos de los que he usado y me han gustado. 


Y, como dije, os traigo otro peinado para salir del apuro, más que nada.

Esta vez os traigo un peinado muy conocido que es las "trenzas de espiga". A mi parecer son mucho más bonitas que las trenzas normales pero no todo el mundo sabe hacerlas así que... por si eres de esas personas... por aquí te lo dejo:


La verdad es que estas trenzas no tienen ninguna dificultad.
Como veis en la imagen, se trata de trenzar el mechón que está en el extremo
en vez de todo el conjunto de pelo. No sé si se entiende pero en la imagen se ve
muy bien cómo hay que distribuir el pelo. Básicamente coges dos mechones y 
trenzas los mechones externos. Con algo de práctica será como coser y cantar.

Si te haces una debería quedar algo así:
(aunque yo prefiero dos a cada lado)




¡Y esto sería todo!

Sé que he tardado mucho en subirla pero durante el curso fue imposible y luego me creé el canal y, hala, toma más cositas que hacer jaja. Pero bueno, aquí os traigo la segunda y espero subir la tercera en septiembre para no dejar esta mini serie tan atrás.

Os recuerdo que podéis hacerme preguntas (cualquier duda que tengáis o cosa que os gustaría saber) porque, aunque no soy una experta, podría investigarlo y hacer una entrada. Así que, ya sabéis, acepto sugerencias.

¡Besos!

-A






No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Hola! Muchas gracias por pasarte. Ahora, si nos dedicaras unos segundos para comentar el contenido que has venido a visitar, te estaríamos muy agradecidas. ¡Gracias por comentar! Besos <3